Las dos caras de la innovación abierta

La innovación abierta es término acuñado por Henry Chesbrough, y se define como el uso por parte de las organizaciones de las entradas y salidas de conocimiento y tecnología al objeto de acelerar la innovación interna y expandir el mercado para el uso externo de la misma. En otras palabras, es el paradigma que asume que las empresas pueden y deben hacer uso tanto del conocimiento externo como del interno, y deben utilizar los diferentes medios de acceso al mercado, sin esperan desarrollar su tecnología.

innovacion abierta

La innovación abierta antes de ser acuñada por Chesbrough ya era objeto de estudio de un gran número de trabajos que describían, mediante otras concepciones, los procesos de innovación y captación de valor desarrollados por las organizaciones. Mientras que el término innovación abierta es bastante reciente, prácticas incluidas en la innovación abierta han existido en ciertos sectores desde hace mucho tiempo. Un ejemplo de prácticas de innovación abierta pueden encontrarse en la industria cinematográfica de Hollywood por ejemplo. Dicha industria estaba organizada a través de redes de colaboración y alianzas entre estudios de producción, directores, agencias caza-talentos, actores, guionistas, empresas especializadas y productores independientes. No obstante, pueden detectarse ciertas características que diferencian la innovación abierta, de las teorías sobre innovación existentes hasta ese momento:

  • La importancia del conocimiento externo es similar a la del interno.
  • El modelo de negocio es de relevancia decisiva a la hora de dotar de valor comercial a los resultados de I+D;
  • Los flujos conocimiento y tecnología “salientes” son también muy importantes;
  • Debe haber accesibilidad al conocimiento y a la información de calidad;
  • La gestión de la propiedad intelectual debe ser proactiva;
  • Existe un incremento sustancial en el número de los intermediarios en la innovación;
  • Deben desarrollarse nuevas medidas para la valoración de la capacidad innovadora y de sus resultados.

Cabe señalar que la innovación abierta no refleja tanto una dicotomía entre abierta y cerrada, como una función continua con diferentes grados de apertura. De hecho, la gran mayoría de las empresas se sitúan en un punto intermedio entre la innovación totalmente cerrada, utilizando únicamente recursos y tecnología desarrollada en el contexto interno, y la innovación completamente abierta. De hecho, son muchos los autores que apuestan por mantener el desarrollo de la innovación en el contexto interno de la empresa como complemento de la colaboración fuera de los límites de la misma.

La innovación abierta se fundamenta en tender puentes entre los recursos internos y externos para que la innovación ocurra. Por lo tanto tiene que verse como un proceso de dos direcciones, en las que las organizaciones tienen un proceso entrante, “inbound”, en el que incorporan ideas, tecnología y otros recursos necesarios para desarrollar su propio negocio, y un proceso saliente, “outbound”, en el que licencian patentes o venden las propias ideas, tecnologías u otros recursos.

innovacionabierta_inbound

En concreto, realizar actividades entrantes, “inbound” significa que una organización decide invertir en cooperación con proveedores, clientes y otros agentes para integrar el conocimiento externo adquirido. Este proceso se puede desarrollar, por ejemplo, colaborando con dichos clientes y proveedores, realizando consultas a clusters de innovación, solicitando información en otros sectores, adquiriendo propiedad intelectual, o colaborando con los usuarios de dichos productos o servicios a desarrollar.

innovacionabierta_outbound

Las organizaciones que se centran en el proceso saliente, “outbound”, tienen como objetivo externalizar el conocimiento y la tecnología desarrolladas internamente, tratando, bien de disminuir sus costes fijos de I+D, bien de establecerse como marca de referencia, o bien con el fin de fijar sus propios productos o servicios como estándares de mercado. En estos casos, los beneficios se obtienen de las licencias y patentes que dichas empresas establecen para comercializar sus activos.

Aitor Bediaga

Actualmente trabajo como docente e investigador en Mondragon Unibertsitatea.

2 ideas en “Las dos caras de la innovación abierta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *